Un número considerable de madres acuden preocupadas a las farmacias en busca de un extractor de leche porque creen que su bebé no come lo suficiente. Algunas lo hacen antes de dar a luz, por si se diera la circunstancia de que no pueden dar de mamar directamente a su recién nacido. Pero, lo más probable es que en ninguno de estos dos casos sea necesario. ¿Por qué? Te explicamos cuándo hay que comprar un sacaleches

sacaleches

¿En qué circunstancias comprarlo?

No cabe duda de que la mejor leche que pueden tomar los recién nacidos es la que genera su propia madre. Las propiedades que contiene no están incluidas en las de fórmula. Cuando no es posible dar el pecho, extraerla primero y dársela después por otros medios es la mejor alternativa. ¿Cuándo podría darse este caso?

  • Problemas de enganche. Si hay algún problema que impida al bebé hacer una buena posición para mamar. 
  • Separación puntual. Si se está uno o dos días lejos de casa y no se quiere recurrir a fórmula. 
  • Prematuros. Si el niño ha nacido prematuro y no tiene fuerza para hacer el enganche.
  • Mujeres trabajadoras. Mujeres que se incorporan a la vida laboral a los seis meses y quieren seguir dando leche materna. 
  • Ingurgitación. Si la mamá tiene problemas de obstrucción por ingurgitación y precisa forzar la salida de leche. 
  • Bancos de leche. Para colaborar con bancos de leche materna. 

Casos en los que no es recomendable comprar un sacaleches

No es buena idea comprar un sacaleches porque se cree que el pequeño no toma suficiente leche. Cada bebé, tiene necesidades diferentes de lactancia. Algunos hacen un número considerable de tomas al día, mientras que otros hacen menos pero más intensas. En condiciones normales, el pecho se regula por sí solo para suministrar el alimento necesario a cada recién nacido. 

El sacaleches nunca puede servir para saber la cantidad de leche que mama el bebé, debido a que en el uso de sacaleches influyen factores que pueden hacer que salga menos leches. 

Un pediatra podrá determinar si tu bebé está comiendo lo suficiente y si el desarrollo es el apropiado.

Adquirir un extractor en previsión es buena idea, ya que puede ser una herramienta a utilizar y a disposición en momentos complicados, que te podrá salvar de que tu situación empeore. Ahora bien debes asegurarte de que sea el apropiado. Para ello has de tener en cuenta dos aspectos. 

  • Tus necesidades y economía. Hay muchos tipos de sacaleches, para un pecho, para dos, eléctrico o manual, más caros o más económicos. Valora los pros y contras de cada uno. 
  • La calidad.  No todas las marcas funcionan igual ni cuidan el pecho de la misma manera. 
Abrir chat
👩‍⚕️ ¿Cómo puedo ayudarte?
Experta Haakaa
¡Hola! 👋
Déjanos tu mensaje y una experta en lactancia te responderá lo antes posible.