Pueden existir diferentes razones tras la decisión de extraer la leche materna. Por ejemplo, es posible que te vayas a incorporar al trabajo y quieras ir creando un banco, que necesites suplementar la alimentación de tu bebé o que quieras donar un excedente. Sea cual sea el motivo, Te mostramos la forma correcta de usar el extractor de leches. 

Antes de colocarlo

Existen diferentes modelos de extractores en el mercado. Algunos funcionan con una bomba eléctrica, otros llevan una palanca y luego están los colectores de lactancia que acumulan la leche que sale del pecho por el reflejo de eyección, como los  que tenemos en Haakaa. Te explicamos cómo colocar el extractor de leche, sea del tipo que sea, para sacarle el máximo provecho y evitar cualquier molestia. Pero antes te diremos cómo debes prepararte. 

No hace falta esperar a tener el pecho lleno para realizar la succión. Tú misma puedes marcar el ritmo iniciando el proceso de producción. Para ello, debes realizar un masaje con movimientos circulares que vayan desde la parte más próxima al pecho hasta la areola. 

Los tiempos también son importantes. Puedes seleccionar tú misma las horas que más te convienen y así tu pecho estará listo justo antes de la extracción.  

Recolector Haakaa
Colector lactancia Haakaa

¿Cómo colocar el extractor?

La forma correcta de usar el extractor de leches es muy importante para que funcione. Dependiendo del tipo de pecho que tiene la mamá habrá que elegir una u otra copa. Los sacaleches eléctricos suelen tener distintas copas para elegir la que mejor se adapte al seno. Esto no es necesario en los colectores de Haakaa, ya que contiene una copa muy flexible que se puede adaptar a cualquier tipo de mamá. 

Es muy importante que la areola quede bien centrada. La copa no debe rozar el pezón para evitar que se irrite y para que la salida de la leche no se encuentre con ningún obstáculo. Aunque la práctica te llevará a realizar el proceso de manera mecánica, es muy importante que mires bien cómo lo colocas las primeras veces. 

Trata de tener a tu bebé cerca las primeras veces. Si lo pones al pecho, aunque no mame, los niveles de oxitocina aumentarán y la leche comenzará a fluir. Si no está cerca en esos momentos, tal vez sea de utilidad ver un vídeo del bebé o una fotografía.

¿Cómo evitar que se pierda la succión?

La succión constante es vital para extraer hasta la última gota de leche. Con los sacaleches tradiciones, bien sean eléctricos o manuales, es necesario sostenerlos con la mano o con un sujetador especial. En el caso de los colectores Haakaa esta tarea es más sencilla. 

Nuestros colectores generan un vacío y se quedan enganchados al pecho. Mientras dan un pecho al bebé aprovechan para mantenerlo enganchado en el otro y así aprovechar la leche que se va produciendo a la vez. No tendrás dudas sobre cómo colocar el colector de leche ya que, gracias a su copa ancha y los materiales suaves y maleables con los que está hecho, se adapta a tu pecho fácilmente y sin molestias.

Puedes leer también: ¿Cómo almacenar leche materna extraída?

Extractor de leche haakaa