Un sacaleches es imprescindible para las madres durante la lactancia, además de facilitar la extracción de leche, hace que esta tarea sea rápida y sencilla. En muchos casos, se utiliza para estimular la producción y en otros simplemente porque se necesita almacenar leche para cuando la madre por cualquier motivo no pueda estar con el bebé.

A la hora de comprar un aparato de este tipo es posible que te preguntes si es mejor apostar por un Sacaleches eléctrico o manual, en las siguientes líneas intentaremos resolver esta duda.

¿Qué tipo de sacaleches debo elegir?

A continuación, analizaremos si es mejor elegir un sacaleches eléctrico o manual.

Conocerás las ventajas de cada opción.

sacaleches automático

Sacaleches manual

El sacaleches manual es perfecto cuando tienes bastante producción de leche o cuando necesitas sacarte leche de manera ocasional. Es mucho más económico y su uso es muy sencillo.

Es ideal para utilizarlo en cualquier sitio, ya que a diferencia del eléctrico no necesitas conectarte a la corriente para hacerlo funcionar. Tu propia mano será quien accione el movimiento. Por tanto además de el aparato en sí ser más económico, su uso no conlleva ningún tipo de gasto. 

Contar con un sacaleches manual te resultará muy práctico en muchos momentos a lo largo de la lactancia y también cuando vas a terminar de dar el pecho. Decimos esto, porque para evitar mastitis y cualquier problema de obstrucción en esos últimos días será necesario extraer la leche. Es cierto que puedes hacerlo de forma manual, pero es mucho más complicado o también poner a tu hijo al pecho, pero de este modo será más complicado que logres el destete.

El sacaleches manual está compuesto por una copa de silicona que se adapta al pecho y por un mango ergonómico o una perilla que debes presionar para extraer la leche. La extracción no es demasiado rápida, pero si coges el ritmo, en unos pocos minutos tendrás suficiente leche

Por lo tanto, las principales ventajas de los sacaleches manuales son: su pequeño tamaño, su ligereza y económico precio. Por muy poco dinero tendrás uno de estos aparatos, que podrás llevar a cualquier sitio y extraer la leche en cualquier momento. 

Sacaleches eléctrico

Los sacaleches eléctricos son perfectos si los tienes que utilizar con mucha frecuencia, ya que la extracción es más rápida. Muchos de ellos van conectados directamente a la red eléctrica, aunque ya hay algunos que llevan baterías recargables o pilas. En cualquier caso, en ocasiones puedes no contar con un enchufe cerca o agotarse tanto la batería como las pilas. 

Además, un extractor eléctrico suele ser algo ruidoso además de ser bastante más caro que un sacaleches manual. Los modelos más económicos que encontrarás rondan los 100€.

¿Es mejor un extractor de leche eléctrico o manual?

Lo cierto es que solo tú tienes la respuesta, tu elección dependerá de tus circunstancias y de tu presupuesto

.

Abrir chat
👩‍⚕️ ¿Cómo puedo ayudarte?
Experta Haakaa
¡Hola! 👋
Déjanos tu mensaje y una experta en lactancia te responderá lo antes posible.