Existe confusión en lo que es un sacaleches y un colector de lactancia. Al llegar a una farmacia los clientes no tienen claro qué han de pedir. Lo mismo ocurre si ven un anuncio breve en internet, con una descripción escasa o poco clara sobre cuál es la función de cada uno. Si todavía no conoces la diferencia entre un sacaleches y un recolector de lactancia, te lo explicamos a continuación. 

Para qué se utiliza un sacaleches y un recolector de lactancia

La mejor manera de entender la diferencia entre un sacaleches y un recolector de lactancia es explicar cómo funciona cada uno por separado. Solo así entenderás con claridad qué es cada cosa y cuál es el más conveniente en tu caso.  

Sacaleches

El sacaleches es un dispositivo por medio del que se extrae la leche del pecho. Es decir, se fuerza la salida por medio de un efecto semejante a la succión del bebé. Este dispone de un depósito en el que se acumula la leche, de modo que se puede suministrar de inmediato en forma de biberón o almacenarla para dársela en otro momento. 

Hay diferentes tipos de sacaleches dependiendo del mecanismo de extracción y la marca. Destacan los siguientes, aunque no necesariamente son los únicos: 

  1. Manual

Por medio de una bomba de accionamiento manual se crea una succión y se estimula la producción por un acto reflejo. Las ventajas principales en este caso son el precio, el peso y el tamaño, mucho más portable que los anteriores. 

  1. Eléctrico

El sistema es el mismo que el anterior, solo que la bomba es eléctrica. Suelen funcionar a pilas, aunque hay variantes con transformadores para conectarlos directamente a una red eléctrica. Las ventajas son que el trabajo lo realiza de forma mecánica, que se puede regular la velocidad y que, generalmente, dan un rendimiento superior. 

  1. Eléctrico doble

Se trata de una variante del anterior, capaz de extraer de los dos pechos a la vez. La ventaja principal es el ahorro de tiempo considerable. Es perfecto si te extraes la leche en el trabajo o fuera de casa. 

Recolector de lactancia

Un recolector es un depósito con una copa en forma de ventosa para que se fije al pecho. Una vez colocado en su lugar, las gotas que salgan del seno caerán directamente al depósito, evitando que se desperdicie.  

El recolector está diseñado para aprovechar los excedentes de leche. Son un complemento perfecto tanto si se da la leche directamente del pecho como si se extrae con un sacaleches. La idea de este sistema es que durante la extracción se pueda colectar la que sale del otro seno por el acto reflejo. Así no se desperdicia nada de este maravilloso alimento. 

También hay madres que tienen un goteo constante por una alta producción. Basta que piensen en su bebé, lo escuchen o vean una fotografía para que la leche comience a fluir. Algunas comentan que se lo ponen mientras están en casa, relajadas o realizando algunas actividades suaves, dejando que la leche se acumule y no termine en gasas absorbentes.Ahora que conoces al detalle la diferencia entre sacaleches y recolector de lactancia, te toca decidir cuál es el más conveniente para ti. Si das el pecho con normalidad, el colector será suficiente. Si tienes algún obstáculo para hacerlo, necesitarás un colector y un sacaleches para que tu bebé aproveche hasta la última gota de la leche que produzcas.

Abrir chat
Haakaa responde
¡Hola! ¿Dinos cómo podemos ayudarte desde Haakaa?