¿Necesitas extraer leche materna con urgencia y no tienes a mano un sacaleches? Entonces, tendrás que buscar alguna solución. Algunas madres se preguntan cómo hacer un sacaleches casero. Te explicaremos a lo largo de las siguientes líneas pero antes queremos mostrarte una alternativa mejor.

¿Qué alternativa tengo?

Sí la idea de hacer un sacaleches casero viene porque necesitas un aparato de este tipo con urgencia, te recomendamos antes otras opciones, por ejemplo, probar con la extracción manual.

Es muy importante que antes de extraer la leche laves bien tus manos. Sería bueno que tuvieras contigo algo del bebe, su mantita o una foto, o simplemente que piensas en él. Este tipo de estímulos externos sirven para aumentar la producción de oxitocina, una hormona relacionada con la producción de leche. Busca un lugar tranquilo, libre de interrupciones.  

Comienza por efectuar un masaje en el pecho. Lo mejor es que lo hagas en círculos y siempre de la parte superior del pecho hacia el pezón. También te puede ayudar a estimular la producción de leche una ducha de agua caliente o poner calor directamente sobre el pecho.

Antes de comenzar la extracción manual, sitúa una mano en el pecho sobre la areola y la otra debajo. La zona que tienes que apretar para extraer la leche está situada al borde de la areola, tienes que apretar el pecho hacia la pared torácica y después comprimir el pezón con el pulgar y otros dos dedos.

En una extracción manual no tienes que frotar ni tampoco estirar el pecho, simplemente repetir el movimiento que acabamos de explicar. La extracción manual no debe resultar en ningún caso molesta y tampoco debe irritar el pecho. Hay que tener en cuenta que la duración de esta técnica puede alcanzar la media hora, no es fácil estimular la producción de leche. 

Una vez explicado el método te recomendamos mucho más hacer una extracción manual que fabricar un sacaleches casero. Si por cualquier razón sigues necesitando hacerlo, en el siguiente apartado te mostramos cómo. 

¿Cómo hacer un sacaleches casero?

Antes de nada, insistimos en que hacer un sacaleches casero no es en ningún caso la mejor opción, entre otros motivos porque los materiales que vas a utilizar no están preparados para esta función.

Para ser más eficaz, te recomendamos que antes de empezar a extraer la leche, sigas todos los pasos que te hemos indicado en la extracción manual.

Hacer un sacaleches casero es tan sencillo como utilizar una jeringuilla sin aguja y cortar su punta. Después, colócala en tu pezón con la parte que has cortado en tu pecho. A continuación, extraer el émbolo y lo normal es que salga algo de leche.

Eso sí, ten mucho cuidado para no hacerte daño e insistimos en que sea solo una solución de emergencia hasta que puedas hacerte con un sacaleches en condiciones.

Ahora ya sabes no solo cómo hacer un sacaleches casero, sino que cuentas también con una alternativa mejor.

Puedes leer también: Cómo descongelar la leche materna

Extractor de leche haakaa