Una de las tendencias en alimentación por la que muchas madres optan es el Baby-Led Weaning. Esta opción, también llamada “alimentación a trozos”, se basa en la introducción de alimentos sólidos a partir de los 6 meses de vida. ¿Cómo funciona esta técnica que estimula la autonomía infantil natural de los niños? ¿De qué manera se estimula el aprendizaje motriz mediante la alimentación a trozos?

Alimentación a trozos y autonomía infantil

Tradicionalmente, a partir del sexto mes se comienzan a introducir nuevos alimentos en la dieta del bebé. Su cuerpo, que solo estaba preparado para digerir leche, ahora también acepta otros nutrientes y empiezan algunos cambios importantes en su aparato digestivo. Tradicionalmente se han utilizado papillas de diferentes ingredientes para esta adaptación, pero hay algunos expertos que opinan que es mejor estimular el aprendizaje motriz mediante la alimentación a trozos. ¿Por qué?

Durante los seis primeros meses, cualquier alimento sólido que entra en la boca del bebé le genera rechazo de forma natural. A este mecanismo se le llama reflejo de extrusión, unos movimientos circulares que hace con la lengua de forma instintiva para expulsar cualquier cosa que no sea leche. Pasado este tiempo, su cuerpo comienza a aceptar sólidos y esa costumbre de llevarlo todo a la boca adquiere un sentido nutricional. 

Por supuesto, los meses siguientes, la fuente principal de alimentación será la leche. La demanda irá bajando poco a poco, cuando el alimento sólido se vaya convirtiendo en otra fuente de nutrientes. Las papillas fuerzan este proceso y producen inquietud en la madre, que se asusta cuando ve que no quiere comer. En circunstancias normales y con la supervisión de un pediatra, esto no será un problema con el Baby-Led Weaning. ¿Cuáles son las ventajas?

Ventajas y desventajas de la alimentación a trozos

Si tienes dudas de si la alimentación a trozos es aconsejable o no, te mostramos algunas ventajas y desventajas de emplear este sistema. Así, te resultará sencillo elegir una opción adecuada para tu bebé.

Ventajas de la alimentación a trozos 

  • Psicomotricidad fina. El Baby-Led Weaning permite que el bebé manipule los alimentos, se los lleve a la boca y aprenda a gestionar cuando parar o seguir. 
  • Variedad. La variedad de alimentos sólidos es muy grande y aumenta mes a mes. Puedes elaborar la misma comida para todos y se reducen los riesgos de que se creen manías. Comerá mayor variedad. 
  • Alimentación más fácil. El momento de dar la papilla puede ser un suplicio. Con la comida a trozos, él bebé irá gestionando las cantidades. Que lo come todo, perfecto. Que solo juega, perfecto también. La leche materna seguirá aportando lo que hace falta.

Desventajas de la alimentación a trozos

  • Vigilancia. Es necesario estar muy atentos a que no se suelten grandes trozos de alimentos que puedan llevar al atragantamiento. 
  • Suciedad. El lugar donde coma terminará irremediablemente lleno de trozos, salsa, migas… Hay que ser pacientes en este asunto. 
  • No apta en todos los casos. No es una técnica válida para todos los niños. Un profesional debe analizar la movilidad del pequeño para evaluar si puede realizar esos movimientos por sí mismo o si necesita apoyo. 

Cono puedes ver, el aprendizaje motriz mediante la alimentación a trozos es una buena opción que se puede tener en cuenta. Probablemente, las papillas terminen por ser cosa del pasado. Lo que no cambiará será la alimentación con leche materna, siempre será la mejor base para la nutrición del pequeño.

Puedes leer también: Porteo y lactancia.

Banner extractor de leche haakaa
Abrir chat
Haakaa responde
¡Hola! ¿Dinos cómo podemos ayudarte desde Haakaa?