Quiero introducir alimentos: ¿cómo lo hago?

Durante los seis primeros meses de vida, tu bebé debería alimentarse exclusivamente de leche materna. A partir de esa edad, habrá que introducir alimentos poco a poco. Muchas mamás se preguntan qué será lo mejor: si darle alimentación complementaria autorregulada, llamada también Baby Lead Weaning (BLW), o si es mejor recurrir a las papillas. Responderemos tus dudas a continuación.

¿Por qué y cómo introducir los alimentos a partir del sexto mes?

La comida complementaria a la leche materna se introduce a partir del sexto año porque es cuando el bebé adquiere la destreza para tragar. Antes, cualquier objeto o alimento que entra en la boca es automáticamente expulsado. Además, es a partir de esa edad cuando el organismo del pequeño puede sacar provecho de estos. A partir de ahí, cada madre, siempre asesorada por su pediatra, elegirá cómo introducir alimentos nuevos.

Baby Lead Weaning

El Baby Lead Weaning (BLW) está de moda entre muchas madres que afirman que es la manera natural de introducir los nuevos alimentos en la dieta del bebé. Se trata de poner al alcance del niño trozos de fruta, verdura o pasta y dejar que los manipule y los lleve a la boca. Con esto, el niño trabaja la psicomotricidad, se acostumbra a diferentes texturas y le cuesta menos hacerse al cambio que supondrá la entrada de comida sólida en el futuro.

La gran desventaja de este sistema es que existe riesgo de atragantamiento. Es posible que el bebé meta demasiada comida de una vez o que alguno de los trozos se vaya por un mal sitio, provocando asfixia. Por eso, esta técnica requiere de un buen asesoramiento y de vigilancia estricta.

Papillas

La papilla y el puré son los métodos clásicos para la introducción de nuevos alimentos. Al bebé le cuesta menos asimilar el cambio ya que también son líquidos y fáciles de tragar. Además, la comida triturada es más asimilable por el cuerpo. La clave de este sistema es ir añadiendo algún pequeño sólido para que se vaya acostumbrando.

Como puntos negativos a los alimentos convertidos en purés y papillas están que el proceso para introducir los sólidos es más lento y que puede que al pequeño le cueste más. No es raro que los niños alimentados con puré y papilla generen mayor rechazo a los sólidos.

Después de analizar las dos formas de introducir los alimentos, ¿existe un sistema que no suponga riesgo, pero que permita al bebé experimentar manipular y morder la comida? En Haakaa te proponemos la opción del mordedor de silicona con bolsita para alimentos.

El mordedor de silicona con bolsita: la solución perfecta

En Haakaa hemos diseñado un sistema para introducir alimentos sólidos eliminando el riesgo de asfixia. Se trata de un mordedor con un depósito en el que introducir sólidos. Al morderlo, el bebé tendrá la misma sensación que se siente cuando se mastica la comida y se acostumbrará. Además, puedes hacer en él un helado de leche o de fruta, que le refrescará en verano y le ayudará a aliviar el dolor de la salida de los dientes en cualquier momento. Te invitamos a ver todos los detalles en nuestra tienda online.

Puedes leer también: ¿Puedo parar de dar el pecho y relactar en unos meses?

Banner extractor de leche haakaa

Abrir chat
Haakaa responde
¡Hola! ¿Dinos cómo podemos ayudarte desde Haakaa?