¿Por qué se llama alimentación complementaria?

Ver como crece tu bebé es increíble. Los dos primeros años son fascinantes y llenos de nuevos descubrimientos. Es cierto que estos avances pueden ser todo un reto para los padres, pero si los afrontas conociendo en qué consiste, todo será más rápido. Seguro que has escuchado que después de la lactancia materna o artificial llega la alimentación complementaria. Desde Haakaa te invitamos a descubrir por qué se llama así.

¿Qué es la alimentación complementaria?

Aproximadamente a los seis meses de edad, la leche deja de ser suficiente para satisfacer todas las necesidades nutricionales del lactante. Necesita nuevos nutrientes que se le proporcionan a través de la alimentación complementaria.

Se le llama complementaria porque el alimento esencial de tu bebé es la leche materna o artificial y el resto solo cubre ciertas necesidades muy específicas. Además, acerca al niño a la dieta que llevará más adelante.

Decimos esto, porque la leche es el alimento principal hasta los dos años. A partir de los seis meses se introduce la comida sólida y poco a poco hasta esos 24 meses va adquiriendo cada vez más importancia.

En la medida de lo posible, hay que buscar que sea un proceso natural y nada traumático para el pequeño. Si al principio rechaza el cambio, paciencia, todos los niños terminan comiendo más o menos bien.

¿Por qué se espera a los seis meses para introducir la alimentación complementaria?

Esperar hasta los seis meses no es casual, pero sí es orientativo. Se considera que a esa edad el pequeño tiene las destrezas psicomotoras suficientes para controlar y tragar los alimentos sólidos de manera segura.

Antes de empezar, el niño debe cumplir ciertos hitos:

  • Debe poder sentarse con apoyo.
  • Tiene que haber manifestado un cierto interés por los alimentos.
  • No tener el reflejo de extrusión de los alimentos que no son líquidos con la lengua.
  • Que pueda coger la comida con su mano y llevarla a la boca.

Estos requisitos son claves con independencia de la forma en la que introduzcas la alimentación complementaria.

¿Qué consejos para introducir la alimentación complementaria te pueden ayudar?

Si quieres que el proceso de introducir la alimentación complementaria sea un éxito, ten en cuenta estos consejos:

  • Lactancia materna. La lactancia sigue siendo a demanda durante el primer año y se debería ofrecer antes que el resto de la comida, ya que se trata del principal alimento.
  • Lactancia artificial. Sigue manteniendo las mismas tomas hasta el año y adapta la cantidad a lo que te indique tu pediatra.
  • Alergias. El concepto de los médicos en cuanto a las alergias y la introducción de los alimentos ha cambiado bastante, sigue los consejos de vuestro pediatra y seguro que tu bebé se adapta muy bien a los nuevos alimentos.
  • Sin obligar. No obligues a tu bebé a comer, no sirve de nada y empeora siempre la situación.

Ahora que ya sabes por qué se le llama alimentación complementaria, no dejes de afrontar este proceso sabiendo que es un pequeño paso más de todos los que le quedan por dar a tu bebé.

 

Puedes leer también: Reflejo de eyección

 

Banner extractor de leche haakaa
Abrir chat
Haakaa responde
¡Hola! ¿Dinos cómo podemos ayudarte desde Haakaa?