¿Estás a punto de convertirte en madre? ¿Acabas de llegar a casa con tu bebé? En cualquiera de estos casos es importante que estés preparada para todos los cambios que tendrás que afrontar seas primeriza o no, la vida ya no será igual. Por eso, es bueno sentirse acompañada durante esos 15 primeros días.

El problema en muchos casos es que ese acompañamiento trae consigo una serie de consejos que no solo no ayudan a las familias, sino que incluso pueden confundirlas o llevarlas a cometer distintos errores.

Te cansarás de escuchar consejos sobre cómo dar el pecho o el biberón a tu hijo, en cuanto al tiempo que debes coger al pequeño en brazos o sobre cuánto y cómo debe dormir.

Esta situación puede aumentar el estrés y las dudas. Para ayudarte, hemos preparado esta guía repleta de consejos útiles para afrontar los primeros 15 días con tu bebé. Por supuesto, durante este periodo y en los años sucesivos será vital contar con el asesoramiento de profesionales relacionados con la salud y la crianza de los niños. 

15 primeros días de lactancia materna

La lactancia materna es el mejor alimento para el crecimiento y desarrollo del bebé, además, también resulta beneficiosa para la madre. Lo ideal es mantenerla en exclusiva los seis primeros meses de vida del pequeño y que prosiga al menos hasta los dos años. 

Está demostrado que la leche materna estimula el desarrollo sensorial y cognitivo. Además, reduce la mortalidad infantil y protege al bebé de distintas enfermedades. 

Como decíamos, la lactancia también favorece a la madre, ya que reduce el riesgo de padecer cáncer de mama y ovarios. Además, minimiza los gatos de las familias.

Hay algunas claves para iniciar con éxito la lactancia, son estos:

  • Se debe poner al pecho al bebé nada más nacer.
  • El bebé no debe recibir ni agua ni leche de fórmula.
  • La lactancia se debe proporcionar a demanda, es decir, cuando el bebé la solicite. 
  • No se deben utilizar ni biberones ni chupetes hasta que la lactancia esté correctamente establecida. 

La leche materna aporta todos los nutrientes que el bebé necesita durante sus primeros seis meses de vida, a partir de ahí y hasta el año más de la mitad. De hecho, los alimentos que recibe una vez que cumple medio de año de vida reciben el nombre de alimentación complementaria, ya que la principal fuente de nutrientes sigue siendo la leche materna. 

15 primeros días

Consejos para tener éxito con la lactancia materna

Además de lo que has visto hasta ahora, estos consejos te resultarán útiles para establecer la lactancia materna y mantenerla con éxito en el tiempo:

  • Antes de ser madre, infórmate bien sobre la lactancia materna y contacta con un grupo de apoyo para tener su guía. 
  • Establece un plan de parto, que incluya el comienzo de la lactancia materna tan pronto como sea posible. 
  • Habla con el hospital para que no den a tu bebé ni chupetes ni leche artificial. 
  • Si te duele dar el pecho, pide ayuda. Puede que sea necesario corregir la postura o tal vez tu bebé tenga un problema con su frenillo. 
  • Ofrece el pecho a demanda. 
  • Pide ayuda para que puedas centrarte en los cuidados de tu bebé. 
  • Afronta cualquier problema que surja relacionado con la lactancia cuanto antes, para que no sea convierta en un obstáculo insuperable. 

Colecho

El colecho consiste en compartir la cama con tu bebé. Es una opción que resulta muy práctica para compatibilizar el descanso con la lactancia materna, ya que durante las tomas nocturnas la madre no tiene que levantarse para alimentar a su bebé.

Es cierto que el colecho puede resultar positivo tanto para la madre como para el bebé, pero siempre que se tengan en cuenta estas recomendaciones:

  • Tabaco. Si uno de los padres fuma, se desaconseja el colecho en las primeras semanas de vida. 
  • Alcohol. Si has consumido alcohol, no debes dormir con tu bebé. 
  • Medicamentos. La toma de cualquier medicamento que afecte a tu nivel de conciencia desaconseja el colecho. 
  • Cama. El colchón debe ser duro y la cama debe garantizar que el bebé no se caiga al suelo. En la cama no debe haber cojines ni almohadas que puedan suponer un riesgo de asfixia, tampoco mantas con pelo. 
  • Cansancio. Si estás muy cansada, no se recomienda dormir con el bebé. 
  • Niños. Si tienes otros hijos, no es una buena idea que compartan cama con tu bebé. 

Dormir

Una de las cuestiones que más afecta a la calidad de vida de los padres en los primeros meses de la vida de un bebé es la falta de sueño. Es cierto que es inevitable dormir menos durante ese tiempo, pero no lo es menos que se pueden poner en práctica ciertas medidas para mejorar el descanso.

Es muy importante establecer una buena rutina de sueño y hacerlo cuanto antes. Sin embargo, es bueno que los padres tengan en cuenta que será el bebé el que marque el ritmo al menos durante los primeros meses. Estos consejos pueden ser de ayuda en los primeros días:

  • Baña al bebé siempre a la misma hora y a última hora de la tarde.
  • Da un pequeño masaje relajante.
  • Coloca al bebé el pijama. 
  • Ofrécele el pecho o el biberón.
  • Ayúdale a eliminar el aire después de comer.
  • Comprueba el estado de su pañal y cámbialo si es necesario.
  • Duerme al bebé como tengas por costumbre.
  • Una vez que se haya dormido, procura evitar el ruido y la luz en el dormitorio.
  • Intenta acostarte cuanto antes para descansar tú también. 

15 primeros días, cólicos

Que tu bebé llore a diario durante minutos o incluso horas sin encontrar consuelo es desesperante y es algo a lo que se enfrentan los padres de los pequeños que sufren cólicos. 

Por desgracia, es un trastorno muy frecuente, casi un tercio de los bebés lo sufren, y en muchos casos no se conoce su origen, aunque en otros sí. En ocasiones es la inmadurez de su sistema digestivo, en otras una intolerancia a la proteína de la leche, que puede darse porque el bebé se alimenta de leche de fórmula o porque su madre ingiere lácteos. 

A veces el origen es una mala técnica al alimentar al bebé que hace que el pequeño trague demasiado aire. También se puede dar por un incremento de los movimientos intestinales por diferentes causas. 

Consejos para luchar contra los cólicos

Estos consejos te pueden ayudar a luchar contra los cólicos del lactante:

  • Acude al pediatra para que pueda diagnosticar el problema y sigue todas sus recomendaciones. 
  • Intenta mantener la calma.
  • Comprueba que la forma de comer es la adecuada. 
  • Calma el llanto del bebé en la medida de lo posible y nunca le dejes llorar solo. 
  • Intenta regular el sueño, para que duerma durante la noche.
  • Procura que esté en posición vertical el mayor tiempo que sea posible. 
  • Trata de que eche el aire después de cada toma. 

Curar el ombligo

Al nacer se corta el cordón umbilical que unía a la madre y al bebé. A partir de ese momento se establecerá un nuevo vínculo igual de fuerte. Esa herida es importante atenderla bien para evitar infecciones. Toma nota de estos consejos para curar el ombligo de tu hijo:

  • Lava bien tus manos y retira la gasa que protege el cordón. 
  • Moja otra gasa estéril en antiséptico y limpia alrededor de la herida. 
  • Con otra gasa seca bien el ombligo. 
  • Enrolla alrededor del cordón una gasa empapada en alcohol. 
  • Coloca el pañal sin presionar la zona del ombligo. 
  • Repite las curas cuatro veces al día.

Lo normal es que el cordón se desprenda pasadas entre una y dos semanas después del parto, de no ser así, consulta con su pediatra. Es importante que acudas al médico si sucede alguna de estas cosas:

  • Si sangra.
  • Si huele mal. 
  • Si hay algún bultito en la zona. 

15 primeros días, ganar peso

Otro de los quebraderos de cabeza para muchos padres es el aumento de peso de su bebé o más bien su ausencia. Es un tema del que suelen estar muy pendientes, sobre todo si ha nacido con bajo peso o no coge peso como se espera. 

Lo habitual es que un bebé pierda entre el 5 y 10 % de su peso durante los primeros cuatro días de vida. Es normal, ya que de su cuerpo sale tanto la orina como el meconio acumulado y además come muy poco. 

Ten en cuenta que el estómago de un bebé es extremadamente pequeño, como una canica. Por eso, en el caso de la lactancia con el calostro tendrá suficiente alimento. Después, se irá regulando la producción para garantizar que tu hijo se sacie. En el caso de la lactancia artificial, sigue las recomendaciones del pediatra.  

A partir de esos cuatro días, lo normal es que el pequeño comience a ganar peso a diario. Recuperará su peso de nacimiento entre la primera y la segunda semana de vida. 

El pediatra comprobará que el aumento de peso sea el adecuado y si no es así, analizará la razón. Durante las seis primeras semanas de vida, el bebé suele ganar unos 20 gramos cada día. 

En esos días la leche materna cambiará tanto en su composición como en la cantidad que se produce para adaptarse a las necesidades de tu hijo. Es importante que la lactancia sea a demanda y que vacíe un pecho antes de ofrecerle el otro. Si alimentas a tu hijo con leche de fórmula, una vez más ten en cuenta las indicaciones de su pediatra. 

Hermanos mayores

Los celos entre hermanos son normales y para que no dejen de serlo hay que actuar de la manera adecuada. La llegada de un nuevo miembro a la familia supondrá cambios para todos y también para tus otros hijos.

Es bueno mentalizar de lo que va a ocurrir a tus otros hijos para que sepan que las primeras semanas serán complicadas. Se juntará la falta de tiempo con el cansancio y esto puede dar lugar a tensiones en el hogar.

¿Qué efectos pueden tener los celos en tus otros hijos? Estas son algunas de las consecuencias más habituales:

  • Regresiones en su comportamiento: descontrol de esfínteres, pedir el chupete o el biberón o rabietas.
  • Problemas para dormir. 
  • Desinterés. 
  • Cambios de comportamiento en el colegio. 
  • Llamadas constantes de atención.

¿Qué hacer ante estos cambios? Estos consejos te serán de ayuda:

  • Intenta que tus hijos conozcan al bebé cuanto antes.
  • Que el bebé traiga un regalo a sus hermanos. 
  • Avisa a familiares y amigos para que no centren toda su atención en el nuevo bebé o realicen comentarios poco apropiados. 
  • Busca momentos de calidad para estar con tus hijos.
  • No criminalices los celos. 
  • Habla con franqueza de lo que está sucediendo.
  • Muéstrales fotos de cuando eran bebés y cuéntales que también recibieron los mismos cuidados. 

15 primeros días, primeros baños

Una de las rutinas más bonitas de la crianza es la hora del baño. Sirve para pasar un momento de relax con tu bebé y para disfrutar de pasar tiempos juntos. El primer baño lo recibirá en el propio hospital, seguramente el segundo o tercer día de vida, y te mostrarán cómo debes hacerlo en el hogar. 

Una vez que estéis en casa, estos consejos te ayudarán a que este momento sea perfecto:

  • Baña a tu bebé siempre a la misma hora.
  • Prepara todo lo que vas a necesitar.
  • El agua de la bañera debe estar a unos 37 grados y el baño debe tener una temperatura agradable.
  • Introduce a tu bebé en el agua y sujétalo siembre con uno de tus brazos, deja la otra mano libre para bañarlo. 
  • El baño no debe durar más de 10 minutos, ya que pasado ese tiempo el agua se enfriará. 
  • Utiliza muy poco jabón y ayúdate de una esponja para bañar a tu bebé. 
  • Después del baño, seca bien a tu hijo. 

15 primeros días, el pañal

Lo primero que debes comprobar es que el pañal que utilizas para tu bebé sea de la talla adecuada, así evitarás pérdidas. Ten en cuenta que la mayoría de las marcas ofrecen productos incluso para prematuros.

Es importante que cambies a tu bebé cada vez que lo necesita para evitar que se irrite su piel. Un recién nacido suele manchar entre 8 y 10 pañales al día. Comprueba que es así, ya que lo contrario puede mostrar que no se está alimentando bien.

La mejor forma de evitar la dermatitis del pañal es cambiar el pañal con frecuencia. Si aparece este problema en la piel de tu bebé, acude cuanto antes al pediatra para que te indique el tratamiento adecuado.

Sin duda, la llegada de un bebé a casa es un momento de gran felicidad, pero también de grandes retos. Con la ayuda de todos los consejos que has visto en esta guía seguro que conseguís superarlos con éxito. 

Abrir chat
👩‍⚕️ ¿Cómo puedo ayudarte?
Experta Haakaa
¡Hola! 👋
Déjanos tu mensaje y una experta en lactancia te responderá lo antes posible.